Una de las formas de mantener una mayor seguridad en nuestras puertas es con la adición de barras anti-palanca. La barra se maneja con una particularidad bastante obvia, ejercer presión vertical en el área donde se encuentra la cerradura para que una palanca no pueda abrir la puerta.

La protección ofrecida por las barras anti-palancas puede variar; sin embargo, la sujeción utilizada es mayormente para puertas metálicas y algunas de madera resistente. Las barras son bastante particulares a la hora de cubrir una puerta, pueden generar toda la seguridad que necesitas o, por el contrario, complicar todo.

barras anti-palancas

Para que sirven las barras anti-palancas

Las Barras anti-palancas generalmente se recomienda para puerta de madera, dichas puertas tienden a tener cierta debilidad a palancas, las aperturas son mucho más sencillas para una herramienta como esta; pero, pueden reforzarse con completa facilidad si se utilizan barras anti-palanca.

Por lo general se encuentran en juego de dos, las barras anti-palancas se colocan en el área de la cerradura, y el sector de las bisagras, de esta forma se evita que la puerta se abra de manera indebida por terceros haciendo uso de las dichosas palancas.

Las barras anti-palancas además de ser mucho más seguras para tus puertas, también le generan peso, de esta forma la entrada de tu hogar no resulta tan fácil de abrir para personas mal intencionadas, teniendo estas palancas o no.

Es recomendado en el caso de las barras antipalancas, hacer uso además de cerraduras anti-apalancamiento, estas por lo general consisten en 4 cierres circulares de seguridad, con esto podríamos darle el mayor refuerzo a una puerta que en inicio puede no ser tan segura.

¿Son funcionales las barras antipalancas?

Las barras antipalancas tienen sus puntos buenos y malos, pero a modo directo, son un buen recurso a tomar en cuenta para la seguridad de tu hogar ¿Por qué? Porque ofrece resistencia lateral, suficiente como para mantener fuerza en ambas partes frágiles, esto no quiere decir que sean impenetrables, ya que las puertas mantendrán un límite de resistencia, solo que mejorado gracias a las barras.

Las barras antipalancas se colocan en base a las medidas verticales de una puerta y su marco, estos son rectos, aunque conservan una forma de L para tener sujeción. La otra barra tiene una forma interna cuadrada, estas piezas poseen medio cm menos de altura en comparación a la puerta.

Además de funcionales, las barras antipalancas son piezas que se pueden colocar con mucha facilidad, los manejadores de cerrajería y bricolaje tienden a tardar no máximo de 1 hora para la instalación, y esto en lo que respecta a la toma de medida, perforación para los ejes y finalmente, la apariencia final.

Las barras anti-palancas no son tan necesarias en puertas metálicas, ya que pueden ser en teoría, mucho más fuertes que las puertas de madera; sin embargo, estas últimas necesitan fuerza de fijación para no quebrarse frente a una palanca metálica. Proteger tu hogar es una necesidad y un deber en todo momento.